viernes, 28 de junio de 2013

Dias negros

Nunca había entendido por qué, cuando en las películas ocurre algún suceso trágico, llueve, el cielo está negro o todo tiene un aire diferente a como estaría en otras circunstancias. El día en que murió mi madre, hace ya un año, hacía sol y mucho calor pero, para mí, fue el día más gris de mi vida. Era como si, de repente, el sol hubiera desaparecido y se hubiera escondido en el lugar más recóndito del universo, los pajarillos se hubieran quedado sin voz y las flores estuvieran mustias.

Los versos que recitaba el cura los oía lejanos y distantes. También oía los gritos de desesperación de mi padre en el momento en que hacían descender el ataúd de mi madre... Yo no lloré, no me salían las lágrimas.  El shock era tan fuerte que me impedía expresar cualquier tipo de emoción.
Todo era muy surrealista, como si estuviera en una pesadilla de la que no podría despertar jamás. Escuchaba a la gente decir cuánto lo sentía, abrazarme... Agradezco su compasión pero sus abrazos no me reconfortaban, en ese momento sólo quería el abrazo de mi madre. Recuerdo los abrazos que me daba cada noche antes de ir a la cama, y cada día si me sentía mal... Recuerdo el aroma de su piel, la suavidad de su piel, el cariño que le ponía a todas sus comidas... La echo tanto de menos... Cuando estoy triste cojo una de sus camisetas y me acuesto con ella, huele tan bien... su olor sigue ahí presente y me hace sentir que está conmigo.
Durante dos semanas no pronuncié palabra, esos fueron mis días más negros... ¿Y los tuyos?

9 comentarios :

  1. Has conseguido que se me erice el bello de la nuca.
    Que triste.
    Me ha encantado al expresión y como lo dices, es genial.
    Un besito :3

    ResponderEliminar
  2. Se me han saltado las lágrimas, de verdad, es super triste. El día que murió mi abuelo también hacía mucho sol, pero sentí exactamente lo mismo.
    Escribes muy bien, la expresión de los sentimientos es genial.

    Besos con sabor a chocolate :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que es muy triste...quizas demasiado, pero creo que es lo que todo el mundo siente ante la perdida de un ser querido.
      Muchos besitos!

      Eliminar
  3. Irene, eres una gran poeta; te lo digo aunque esto sea un relato y no un poema, jeje. Pero supongo que no soy la primera persona del mundo en decírtelo. No, en serio; escribes con sentimiento y se nota que disfrutas escribiendo. ¿No escribes poesía? Por curiosidad... ¿lloraste cuando lo escribiste?

    Un saludo

    Alex G.
    El chico sin rostro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! ^^ A decir verdad eres la primera persona en decírmelo ;) No, poesía no escribo, no se me da nada bien todo eso de las rimas... quedan poemas raros jajaja
      No, no lloré pero casi xD porque si te pones en la piel del protagonista... uff tiene que ser muy duro pasar por una cosa asi....
      Nos leemos :D

      Eliminar
  4. ¡Jajajajajaja! Bueno Irene, podrías inventarte un nuevo estilo de poemas, ¿no? Y los llamas por ejemplo... ¿poemas no rimados? ¡JAJAJAJAJA! XD... ¿te atreves? A lo mejor se pone de moda y la gente hablara de Irene Fraile, jajaja. La verdad, no esperaba que fuera el primero... ¡Entonces es un honor y lujo haberte descubierto como poeta! ;)

    Cuando firmes autógrafos acuérdate de...

    Alex G.
    El chico sin nombre


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajaja ojala llegara a firmar autógrafos... xDD Si eso pasa te dedicare mi libro jaja ^^

      Eliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios, no dejes que pase hambre!
Por favor, cuando comentéis que sea con respeto, podéis opinar sobre lo que queráis pero sin meteros con nadie :)
Gracias^^