miércoles, 30 de octubre de 2013

Capítulo 3


-          ¡aaaa! – Carla soltó un grito. Esta película, posesión infernal, le estaba dando más miedo de lo que esperaba. Por lo general las películas de miedo no la asustan. Se acurruca más a Víctor, quien sonríe divertido y la besa en los labios con delicadeza.
-          Tranquila, sólo es una peli. – dice aguantando una carcajada.
-          No te rías
-          No me estoy riendo – responde tapándose la boca con una almohada.
Carla coge su almohada especial para ver películas de miedo y se la lanza a Víctor que estalla a carcajadas. Ella repite la misma acción con todos los cojines del salón.
-          ¿Quieres pelea? – comenta Víctor divertido – ahora verás.
-          No me cogerás – dice Carla sacándole la lengua y corriendo alrededor del salón.
Pero Víctor no tarde mucho en coger a su novia. La agarra por la cintura y le revuelve el pelo, sabe que lo odia.
-          No, para, el pelo no… - consigue decir Carla entre risas.
Mientras tanto, al otro lado de la ciudad…
-          Bueno nosotras nos vamos ya – dice Claudia – un placer haberos conocido.
-          Ya nos veremos por ahí – dice Alexis encogiéndose de hombros.
-          No lo dudes – contesta guiñándole un ojo con su pose más sexy.
-          Hasta otra – se despide Silvia con la mano, intentando no parecer demasiado enfadada.
-          Nena, vámonos, has tenido tu oportunidad, ahora no quieras liarte con el muchacho. – dice Claudia cogiendo a su amiga por la muñeca.
-          ¿Qué…? – intenta decir Silvia que se ha puesto del color de su camiseta.
Antes de que acabe la frase Claudia la saca de la discoteca dejando atrás la preciosa sonrisa de Alexis.
-          No puedo creer lo que has hecho – regaña a Claudia una vez fuera.
-          ¿Qué? Sólo que dicho que…
-          No puedo creer que te hayas enrollado con Miguel. ¡Tienes novio! NO-VIO – dice recalcando bien la palabra.
-          Bueno ya sabes una cosa llevó a la otra… y he bebido
-          No estás borracha
-          Bueno vale, Sergio no tiene por qué enterarse, si tú no se lo cuentas, y no lo vas a hacer, ¿verdad?
-          Claudia, Sergio me cae genial.
-          Yo soy tú amiga. Se lo voy a decir, pero cuando llegue el momento
-          Como quieras – dice la castaña. – pero díselo, creo que Sergio está empezando a sentir algo más por ti.
-          No seas tonta, Sergio es algo pasajero, ambos lo sabemos. Lo nuestro es un rollo sin importancia, solo diversión.
-          Tú misma. Pero ¿no quieres encontrar por fin a un tío con el que mantener una relación larga?
-          Mmmm – dice pensativa – No. Serían demasiadas ataduras. Yo no soy como Carla y tú, Silvia. Eso del romanticismo… no me va. Prefiero divertirme con mil tíos que poner todo mi empeño en una estúpida relación. Mira a Carla, tratando de salvar una relación sin futuro.
-          Eso lo dirás tú – comenta Silvia enfadada. Una cosa es que ella no sea así y otra que se meta con su amiga. – Carla y Víctor hacen muy buena pareja. Ya llevan un año, ¿qué te hace pensar que no tienen futuro?
-          Están demasiado lejos. Carla lo está pasando mal y no va a aguantar más de tres meses. Sin futuro.
-          Pues mira quien fue a hablar – ya está realmente cabreada – La que no dura con un tío más de tres semanas. La que prefiere liarse con otro cuando tiene novio. Para mí eso tiene una palabra…
-          Vamos dilo. Estabas pensando que soy una guarra, ¿me equivoco?
-          No… - contesta más calmada. Ahí se ha pasado, Claudia será muchas cosas pero es su amiga y la quiere. – mira yo solo digo que si sigues así, utilizando a los tíos algún día ellos harán lo mismo contigo. No quiero que te hagan daño…
-          Lo que tú digas – ahora es ella la que está enfadada. ¿Eso es lo que piensa? ¿Qué es una guarra que va de flor en flor?

Durante el resto del camino ninguna de las dos vuelve a hacer ningún comentario, de ningún tipo. De vez en cuando Silvia echa una mirada a su amiga pero esta sigue mirando al frente, con los brazos cruzados. Mañana tendrá que intentar arreglar las cosas, aunque no sea culpa suya. Sabe que Claudia es demasiado orgullosa como para pedirle perdón, aunque esté equivocada, aunque su amistad dependiera de ello.



Espero que os haya gustado. Es mi primera novela y sé que tengo errores graves y que la expresión no es una maravilla pero...¿Qué os ha parecido? ¿Os está gustando la novela? 
Dejad vuestro comentario :)

















2 comentarios :

  1. Enhorabuena por tu primera novela! Está acabada? Tiene buena pinta!
    Te sigo y me quedo y te animo a pasarte por mi blog! http://portadordehistorias.blogspot.co.uk/
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te guste! No, aún no está acabada, por eso subo los capítulos más despacio :) Ahora mismo me paso
      Un saludo!

      Eliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios, no dejes que pase hambre!
Por favor, cuando comentéis que sea con respeto, podéis opinar sobre lo que queráis pero sin meteros con nadie :)
Gracias^^