lunes, 27 de enero de 2014

Lo que implica crecer

Cuando somos pequeños nuestro mayor sueño es ser mayores. Desde que tenemos capacidad imitamos lo que hacen nuestros padres y el resto de adultos y con solo eso nos sentimos mayores.
 Soñamos con crecer lo antes posible para tener más libertad, menos ataduras y, llegada la madurez lo único que queremos es ser pequeños. Volver a jugar con muñecas y coches, a cocinitas y al pilla pilla; ver esas películas con final feliz e imaginar que tu propia vida será así. No tener esos problemas de la adolescencia con tus familia, amigos y otras personas que te importan y a las que muchas veces tienes que hacer daño sin quererlo.
No tener que estudiar ni trabajar. Poder estar todo el día en la calle jugando, saltando y bailando. 
Recuerdo que, cuando era pequeña cada vez que nevaba, salía con mi padre a hacer un muñeco de nieve y a tirarme con el trineo rojo que me había comprado el día anterior y que se rompería enseguida.
Recuerdo que me encantaba "Heidi" y que cuando el abuelo de esta le hizo un taburete para que llegara a las estanterías, le pedí al mío un taburete y el me lo hizo... Que feliz me sentí ese día. Y cuando le operaron del corazon y no sabía cómo estaba pensaba en ese recuerdo, en lo mucho que le quiero y en que no le olvidaré jamás.
Recuerdo que una tarde estábamos en el colegio todos los niños de clase y nuestros padres porque había una reunión. Era una tarde de tormenta y de repente las luces se fueron. Nos asustamos muchísimo hasta que uno de mis compañeros dijo: "Tranquilos, que he sido yo" y encendió de nuevo los pomos.
Recuerdo tantas cosas... cosas que no quiero olvidar y que me gustaría volver a vivir una y otra vez.
He crecido, y con ello he madurado. He descubierto que esta etapa de mi vida tiene cosas muy buenas pero también tiene cosas malas. Decisiones difíciles que no dejan contento a todo el mundo, pérdidas de amigos a veces irreparables... Demasiadas cosas malas para lo que se supone que es la mejor etapa de una persona ¿no?


Cuando crecemos sabemos por que Peter Pan no quería hacerlo, por que quería ser un niño para siempre... En muchos momentos le envidio, quiero ir a nunca jamás y poder ser feliz sin preocupaciones

Seguidme
Al país de nunca jamás





8 comentarios :

  1. Vamos a Nunca Jamás :)

    Besos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos! Abre esta noche la ventana para entre peter ;)

      Eliminar
  2. OLEE!!!
    Qué gran verdad, Irene!!! ^^
    ¿Por qué queríamos crecer? con lo bien que se está jugando sin preocupaciones. Eso era la gloria y no, ahora que cada día tienes preocupaciones distintas y duras!!

    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respondo desde aquí porque no me deja hacer una respuesta directa :/
      Estoy de acuerdo Ana. Quiero volver a ser pequeña!!
      Un besito

      Eliminar
  3. Hola!! Te he nominado a un premio en mi blog. Aquí

    ResponderEliminar
  4. Holaa, tienes toda la razón, pero a mi me daba igual crecer y ahora me arrepiento:( debería haber sido una persona enana. Bueno, al grano, que al final siempre digo chorradas y me olvido de lo que iba a decir... te he nominado en mi blog a un premio, así que si te apetece pasarte y lees un poco de que va este tag pues lo haces y si te da palo pues no, no problem jajaj

    http://iamneverchangingwhoiam.blogspot.com.es/2014/02/premios-hebriguer.html

    Te esperoo:) adioos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi pasaba igual... es mas yo quería crecer y ahora digo pero en que estaba pensado... jjaajaja
      Claro ahora mismo me paso!

      Eliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios, no dejes que pase hambre!
Por favor, cuando comentéis que sea con respeto, podéis opinar sobre lo que queráis pero sin meteros con nadie :)
Gracias^^